¿Acaso el cristianismo discrimina al género femenino? Parte 1- Jesús.

Por Daniel Urrego.


Quiero comenzar este articulo confesando que este tema es particularmente llamativo para mí, como joven estoy envuelto en un mundo en el que (tal y como decía Ravi Zacharias en una de sus conferencias) “no vemos a través de los ojos, si no simplemente vemos con los ojos” y creo que este es un problema fundamental. Debemos aprender a estar dispuestos no solo a recibir información, si no a interpretar, analizar y auténticamente ver más allá de lo que nos muestra la vista; esto es algo fundamental para todo el mundo, he tenido la oportunidad de charlar con algunas mujeres increíbles que sostienen una posición feminista y por lo general son poco receptivas hacia el cristianismo por muchas cosas que asumen de forma errónea, seguramente este articulo será interesante para ti, por supuesto no estoy justificando muchas de las cosas que se promueven y van en contra de lo que establece Dios en su Ley; pero tampoco es mi intención desacreditar a las mujeres que auténticamente tienen problemas con lo que encuentran en algunas partes de la Biblia, de hecho, creo que esta serie de artículos es en especial para aquellas mujeres con preguntas genuinas pero al mismo tiempo quiero dirigirme a aquellas jóvenes que por una parte inconscientemente están tomando del cristianismo realidades ‘prestadas’ (aunque no estén conscientes de ello) y que utilizan dichas realidades para ir en contra del mismo, extenderé esta idea más adelante.

Por lo general cuando me enfrento a la afirmación de que la Biblia es machista o comentarios como que el Dios de la Biblia tiene un genero preferido, suelen salir a la luz una lista de aproximadamente 7 versículos en los que existiría una aparente discriminación muy acentuada en contra de la mujer, cuando profundizo al respecto me doy cuenta que en realidad se toman estos versos fuera de su contexto y se ignora todo el globo que rodea lo que significa el cristianismo, su eje central, su principio, incluso convenientemente se pasan por alto otras partes de la misma realidad histórica o el propio texto que lo acompaña; muchas veces ni siquiera es de ver con los ojos porque lamentablemente ni siquiera esto ocurre. Realmente este tema es extenso, pero quiero que por este articulo (ya que de seguro hare mas tratando este tópico) nos enfoquemos en el eje central de la religión cristiana, de quien no solo hereda su nombre si no el fundamento absoluto de su Fe, Jesús de Nazaret.

¿Era Jesús Machista?

Jesús, La Roca en la cual se sustenta todo lo que el cristianismo predica es el estándar de comportamiento para las personas, incluso mas allá de ello, como propio Dios, es autoridad moral en la tierra y por lo tanto, la forma en la cual actuó en su vida terrenal nos da una muestra precisa de como es Dios con nosotros; La época en la cual Jesús viene al mundo estaba claramente marcada por un machismo degradante que reducía el valor de la mujer de forma brusca, aún mas si vemos contextos de otras culturas fuera de la Judía. Lejos de ser machista, Jesús en una cultura en la que los maestros no podían si quiera ser tocados por mujeres coloca a la mujer en un lugar de importancia impensable para su época, resaltando la igualdad entre los hombres y las mujeres que le rodeaban ; Además de ver milagros, sanidades, enseñanzas, una de las cosas que mas queda en mi memoria y un evento del cual incluso tengo un bello recuadro en el comedor de mi casa, es la impresionante charla que tiene Jesús con la mujer samaritana (Juan 4); Jesús habla a su corazón compartiendo las buenas nuevas del mesías y la convierte en la primera persona en llevar el Evangelio en Samaria, ante esto incluso sus discípulos se asombraban de verlo charlando de forma profunda con una mujer y aun mas con una Samaritana (Recordemos que en esa época la relación entre Judíos y Samaritanos era hostil). Pasando por encima de la cultura manchada con machismo y xenofobia, Jesús muestra luz a todos quienes abran su corazón a Él. La historia de esa mujer, procuro llevarla siempre que hablo del Evangelio por la profundidad que tiene el que Jesús se muestre como Agua Viva, una fuente de vida absoluta, El conoce el corazón de esta mujer y le hace preguntas y afirmaciones que llevan a una enseñanza fundamental que los cristianos valoramos mucho en la actualidad, dándole reconocimiento y revelándose a ella como Mesías.


En otra ocasión una mujer regó perfume sobre su cabeza en señal de honra, y discrepándole a los fariseos Jesús dice algo que se ha cumplido y se seguirá cumpliendo durante la historia, aquello que esta mujer hizo es contado donde sea que se predique el evangelio (Marcos 14:3).


La historia de una mujer descubierta en adulterio en Juan 8 es muy particular, y creo que como cristiano hablo en representación de todos los demás en decir que todos hemos ocupado su lugar en nuestra vida espiritual, y hemos de igual manera recibido de Jesús esa respuesta maravillosa, en el momento en el que los fariseos iban a apedrear a esta mujer por su pecado, uno puede llegar pensar ¿Dónde está el hombre? ¿No lo trajeron ante Jesús para juicio? y por supuesto que no, como ya hemos establecido era una cultura machista, de ninguna manera estoy tratando de justificar el pecado que esta mujer había cometido, sin embargo, lo que se resalta aquí es la actitud y las palabras de Jesús hacia ella justo antes de que se le acusara: “El que este libre de pecado que tire la primera piedra” (Juan 8:7) Mas adelante viendo que no quedaba nadie más que El y la mujer, este le pregunta “¿Dónde están los hombres que te acusan? ¿Ninguno te condena?” A lo que ella responde, “No queda ninguno Señor” y Jesús le replica entonces: “Ni yo te condeno, vete y no peques más”, Este corto pero fundamental episodio nos muestra que Jesús defendía a las mujeres, y aunque el hombre no fue traído así tampoco vio a Jesús ni recibió perdón ni restauración como ella, que aún 2000 años después se hace alusión a su historia para mostrar el amor de Dios con la humanidad.


El capitulo 11 de Juan nos deja ver también la empatía que sentía Jesús por las hermanas de Lázaro cuando este muere, la historia nos narra que Marta le dice en dolor –“Señor si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto”, El anticipándose le responde que su hermano resucitara; mas adelante cuando llega María (Hermana de Lázaro) se arrojó a sus pies y desconsolada le repite que de haber estado allí, Lázaro no habría muerto, al llegar a la tumba nos encontramos con el versículo más corto del nuevo testamento que a su vez es impactante, Jesús lloró y posteriormente lo resucito. Jesús no despreciaba si no que valoraba los sentimientos y el dolor de estas mujeres, nunca las rechazo si no que procedió a consolarlas y a llorar con ellas, los judíos solían emitir oraciones agradeciendo a Dios por no ser samaritano y por no haber nacido mujer, sin embargo, Jesús muestra que las mujeres son iguales a los hombres delante de Dios y merecen reconocimiento y respeto.


En Mateo 5:8 Jesús eleva la vara y establece el acoso como pecado al nivel del adulterio diciendo que el mero hecho de mirar con codicia es como cometer adulterio en el corazón; vemos muchos casos en los que Jesús se pronuncio mucho antes que cualquier movimiento a respetar a las mujeres.


La Base del Cristianismo

Esta para mi es una muestra increíble del lugar de la mujer en el evangelio, como muchos de ustedes saben, el eje central del cristianismo es Jesús, sin embargo, no solo es Jesús si no particularmente su resurrección, tanto así que Pablo escribe en 1 corintios 15:14 “Si Cristo no resucito de los muertos vana es nuestra predicación y también vana es nuestra Fe”, este solo evento sostiene todo el cristianismo. Los evangelios en su registro establecen que las primeras testigo en ver a Jesús resucitado fueron dos mujeres, María y María Magdalena, si Jesús, la Biblia o el cristianismo fuesen machistas ¿Por qué haría de primer testigo a dos mujeres en una época en la que su testimonio ni siquiera tenia peso en una corte? ¡Estas dos mujeres fueron las primeras en llevar el mensaje del evangelio a los propios discípulos que estaban desconsolados y escondidos!


En un entorno en el que Jesús bien podría perder credibilidad por hablar o relacionarse de alguna manera con mujeres el habla con ellas, restaura sus vidas, las envía a hablar a los pueblos, y las convierte en el primer testigo del evento mas importante de la historia, Jesús deja claro que en términos de genero ninguno es superior delante de Dios, y de tal manera El, de forma revolucionaria le daba lugar a la mujer en la historia.


Quiero cerrar esta primera parte del articulo devolviéndome un momento a la charla que tuvo Jesús con la mujer samaritana, creo que uno de las cosas que mas perseguimos actualmente en el mundo es la búsqueda de significado y de valor, cuando veo a izquierda y derecha me encuentro con personas que desean ser validados y respetados, que sus derechos sean tomados en cuenta, una clara sed de valor y esperanza; Jesús a lo largo de su conversación (los invito a buscarla) en Juan 4 :13 le dice que el Agua Viva que el ofrece (La salvación y comunión espiritual con El) es una Agua que de beberla no tendremos sed, y es que el cristianismo debe partir de entender que todos somos seres que Dios ha creado de forma singular y conforme a un propósito, este tema es algo que he profundizado en mi articulo El Absurdo de la vida sin Dios ,y si de pronto lees este articulo y sostienes una postura atea o no eres cristiano, te invito a que lo leas y puedas reflexionar un poco; es por medio de la existencia de Dios y a través de Jesús que podemos sustentar y darnos cuenta que nuestra importancia es algo objetivo y real y que sin importar nuestro género somos seres con valor intrínseco.

150 vistas