Si Job era un hombre recto ¿Por qué le sucedieron tantas cosas malas?

Por Joaquín Mauricio Moya G.

Proverbios 10:24 cita "Lo que el impío teme, eso le vendrá; Pero a los justos les será dado lo que desean" entonces, ¿Por qué siendo Job el hombre más recto de la época declara "Porque el temor que me espantaba me ha venido, Y me ha acontecido lo que yo temía", Job 3:25?


Cuando leemos todo el capítulo 3 de Job nos damos cuenta de la imprecación de Job del día en que nació; no tenía ganas de vivir pero tampoco deseaba la muerte. La Palabra de Dios dice que Él “escudriña los corazones” y se “complace en la rectitud”[1], cuando leemos el capítulo 2 de Job, verificamos la complacencia de Dios en la rectitud de su siervo hasta tal punto de echárselo en cara al “Acusador” (Satanás).


Uno de los atributos de Dios es su presciencia o el conocimiento previo de Dios, Él sabía de antemano que Job no lo maldecirá, que permanecería firme en su fe y que aún en tiempos de duras pruebas lo alabaría aunque su ánimo decayera. El cristianismo es de pruebas, el apóstol Pedro dice “El oro, aunque perecedero, se acrisola al fuego. Así también la fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, al ser acrisolada por las pruebas demostrará que es digna de aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo se revele”[2], Matthew Henrry (1662-1714) dice “Los principios de la religión son los fundamentos sobre los cuales se edifican la fe y la esperanza del justo”[3], y esto es algo que Job muy bien sabía: “al llegar a este punto, Job se levantó, se rasgó las vestiduras, se rasuró la cabeza, y luego se dejó caer al suelo en actitud de adoración. Entonces dijo: «Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo he de partir. El Señor ha dado; el Señor ha quitado. ¡Bendito sea el nombre del Señor!» A pesar de todo esto, Job no pecó ni le echó la culpa a Dios”[4].


Proverbios 10:24b cita “Pero a los justos les será dado lo que desean” ¿verdad? ¿Le fue dado a Job lo que deseaba? La respuesta es sí, a Job le fue dado lo que deseaba su corazón, una razón para vivir con una fe fortalecida, paciente y constante en el Señor de manera que Job dice “Yo sé que mi Redentor vive, Y al fin se levantará sobre el polvo”[5].


Cuando Dios permite pruebas es para ver su gloria en nosotros, para fortalecer nuestra fe que tan preciada es, Santiago dijo “Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os veáis cercados de diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia"[6] y en otras versiones dice que “la prueba de nuestra fe produce constancia"[7] y yo diría que como fruto de tu constancia y paciencia en medio de las pruebas Dios se levanta y te restaura como le sucedió a Job al final de sus días “El Señor bendijo más los últimos años de Job que los primeros (…) Disfrutó de una larga vida y murió en plena ancianidad”[8].


Proverbios 10:24 y Job 3:25 no se contradicen, se complementan, pues bien pregunto ¿a qué le temes? ¿Qué te espanta? No es acaso a perder la fe en Dios y apartarte de Él, ¿Qué deseas? No es acaso ¿una fe fortalecida en el Señor que te permita afrontar las más difíciles pruebas?



Referencias. [1] Santa Biblia Textual. 1 Crónicas 29:17. [2] Santa Biblia Nueva Versión Internacional. 1 Pedro 1:6-7. [3] Mathew Henrry, Comentario de la Biblia. Salmo 11. [4] Santa Biblia Nueva Versión Internacional. Job 1:20-21. [5] Santa Biblia Textual. Job 19:25. [6] Santa Biblia Textual. Santiago 1:2. [7] Santa Biblia Nueva Versión Internacional. Santiago 1:2. [8] Santa Biblia Nueva Versión Internacional. Job 42:12; 17.

23 vistas